Claim Your Territory: Customize Your LinkedIn Profile URL

Brand yourself. “Claim Your Territory: Customize Your LinkedIn Profile URL” by Maria Fafard, MA. Happy branding!

---Linked Intellect---

 territory

You have heard that it’s important to customize your LinkedIn profile URL (claim your vanity URL), but simply didn’t get around to it. Or, most likely, you don’t feel particularly motivated to take care of this as you don’t know why exactly it matters. So why is it crucial to customize your LinkedIn profile URL, you ask? 

This little URL is a link to your big (and for most people, the biggest) branding asset, your good old LinkedIn profile.

Ver la entrada original 467 palabras más

Anuncios

You’re So Vain: Vanity URL for Your LinkedIn Articles

“drop everything you are doing including reading this exciting article and go customize your URL…”, If Maria Fafard says so, do it!

---Linked Intellect---

you're so vain

What if I told you that there is a way to share all your LinkedIn articles in one link, memorable and brand-friendly? There is indeed a new feature that does for your articles what so called vanity URL (customized URL) does for your LinkedIn profile!

… Unless you live under a rock, you have heard that LinkedIn publisher is a game changer. And if you have been publishing on LinkedIn, you have probably already reaped some great rewards. But what mechanisms have you employed so far to drive traffic to your LinkedIn articles? You might have:

  • posted status updates with a link to your individual article
  • shared a link with your connections
  • posted a link in relevant LinkedIn groups
  • used Influencer marketing
  • provided links to your other articles at the bottom of a new article
  • used the power of cross-posting to promote an individual article across various social media platforms

Now you can do all of these…

Ver la entrada original 392 palabras más

Afilando el hacha: ¿Crees que es necesaria la capacitación? ¡Ya verás!

Training session

Seguramente puedes pensar que sí es necesaria, pero algunos puede que no piensen así.

 

La capacitación siempre es necesaria por cuanto nunca lo sabemos todo, aún en lo que somos especialistas, siempre hay algo nuevo que aprender y siempre hay una oportunidad de mejora.

 

-¡Auxilio, no sé qué hacer con mis colaboradores!

 

Imagina el escenario en que los líderes de una empresa se preguntan si vale la pena invertir en capacitación para sus colaboradores porque, qué tal si después de capacitarse estos colaboradores se marchan a otra empresa?, mientras que otros líderes se cuestionan, qué tal si no los capacitamos y se quedan en la empresa?

 

Bueno, recordemos que nadie es eterno en las empresas, así que yo prefiero capacitarlos e ingeniármelas para retener al talento capacitado, es decir, yo prefiero invertir en afilar el hacha.  De otro modo, no capacitar al personal puede perpetuar la mediocridad, fomentar una baja en la productividad y desmotivar a los colaboradores. Ni hablar que, ante este dilema algunos ejecutivos pensarán que la solución para no “gastar” en capacitación es cargar de responsabilidades al que sí “sabe” (eso es explotación y terminarán frustrando y desmotivando a este talento), mientras el resto de los colaboradores siguen con su “día a día”, pero no capacitados. ¿Te suena algo de esto, verdad?

 

Executive Axe

No tengo la intención de convencer a nadie que sí que es necesaria la capacitación para los profesionales de hoy en día, a través de mis simples pensamientos sobre la importancia de la capacitación. La falta de competencias, que se traduce en desmotivación laboral y baja en la productividad, o bien, la necesidad de innovar y no saber cómo, impactan negativamente en la rentabilidad del negocio. Y eso ya es suficiente evidencia.

 

¿Y si todavía hay quienes piensan que no es necesaria la capacitación? Bueno, apelaré a la objetividad. Haga un Diagnóstico de Necesidades de Capacitación (o deléguelo) para determinar exactamente en qué hay que mejorar o en qué hay que desarrollarse.  Para mí, la mejor manera de combatir la incertidumbre, la ignorancia y la subjetividad es con la objetividad. La objetividad descansa en lo que se mide y se evidencia.

 

La capacitación no es un gasto, es una inversión.  Se trata de ver cómo mejoramos todos y cómo ser mejores. Capacitarse es lo mismo que afilar el hacha para ser más efectivos.

Abraham Lincoln foto

“Dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las cuatro primeras afilando el hacha” –Abraham Lincoln–

Sergio Ureña

Publicado también en LinkedIn Pulse

SÍGUEME EN:

linkedin_circle-logo   Twitter-logo   googleplus-logo